blog


Personas que quizás conozcas

Acerca de mi

No tiene informaciones
Maritza Manrique

Maritza Manrique

COSA QUE MÁS AGRADA A JESÚS
Libro de Cielo, Vol 7, Nov. 9, 1906

Encontrándome en mi habitual estado, estaba pensando en la Pasión de Nuestro Señor, y mientras esto hacía ha venido y me ha dicho:

“Hija mía, me es tan querido quien siempre va pensando en mi Pasión y siente desagrado y me compadece, que me siento como retribuido por todo lo que sufrí en el curso de mi Pasión, y el alma rumiándola siempre viene a formar un alimento continuo, en el que hay tantos diversos condimentos y sabores que producen diversos efectos.

Así que si en el curso de mi Pasión me dieron cadenas y cuerdas para atarme, el alma me desata y me da la libertad; aquellos me despreciaron, me escupieron y me deshonraban, ella me aprecia, me limpia de esas escupitinas y me honra; aquellos me desnudaron y me flagelaron, ella me cura y me viste; aquellos me coronaron de espinas tratándome como rey de burla, me amargaron la boca con hiel y me crucificaron, el alma rumiando todas mis penas me corona de gloria y me honra como su Rey, me llena la boca de dulzura dándome el alimento más exquisito como es el recuerdo de mis mismas obras, y desclavándome de la cruz me hace resucitar en su corazón, dándole Yo por recompensa, cada vez que hace esto, una nueva vida de Gracia, así que ella es mi alimento y Yo me hago su alimento continuo.

Así que la cosa que más me agrada es que el alma piense siempre en mi Pasión.”
- Hace 36 minutos
  • Miembro desde
  • Jueves, 27 Septiembre 2012 23:31
  • Última vez en línea
  • Hace 36 minutos
  • Vistas del Perfil
  • 3,428 vistas
  • COSA QUE MÁS AGRADA A JESÚS
    Libro de Cielo, Vol 7, Nov. 9, 1906

    Encontrándome en mi habitual estado, estaba pensando en la Pasión de Nuestro Señor, y mientras esto hacía ha venido y me ha dicho:

    “Hija mía, me es tan querido quien siempre va pensando en mi Pasión y siente desagrado y me compadece, que me siento como retribuido por todo lo que sufrí en el curso de mi Pasión, y el alma rumiándola siempre viene a formar un alimento continuo, en el que hay tantos diversos condimentos y sabores que producen diversos efectos.

    Así que si en el curso de mi Pasión me dieron cadenas y cuerdas para atarme, el alma me desata y me da la libertad; aquellos me despreciaron, me escupieron y me deshonraban, ella me aprecia, me limpia de esas escupitinas y me honra; aquellos me desnudaron y me flagelaron, ella me cura y me viste; aquellos me coronaron de espinas tratándome como rey de burla, me amargaron la boca con hiel y me crucificaron, el alma rumiando todas mis penas me corona de gloria y me honra como su Rey, me llena la boca de dulzura dándome el alimento más exquisito como es el recuerdo de mis mismas obras, y desclavándome de la cruz me hace resucitar en su corazón, dándole Yo por recompensa, cada vez que hace esto, una nueva vida de Gracia, así que ella es mi alimento y Yo me hago su alimento continuo.

    Así que la cosa que más me agrada es que el alma piense siempre en mi Pasión.”
    profile
  • Quien sabe lo que vale una Misa procura no perder ninguna.
    Hay quienes dicen que no van a Misa porque no sienten nada. Están en un error. Las personas no somos animales sentimentales, sino racionales...

    El cristianismo no es cuestión de emociones, sino de valores. Los valores están por encima de las emociones y prescinden de ellas. Una madre prescinde de si tiene o no ganas de cuidar a su hijo, pues su hijo es para ella un valor.

    Quien sabe lo que vale una Misa, prescinde de si tiene ganas o no. Procura no perder ninguna, y va de buena voluntad.

    P. Jorge Loring S.I.
    profile
  • Intenta ser más y más buena, todo lo que haces, no te olvides de hacerlo unida con Jesús, pero cerca de su mano, apoyada en su corazón y haz que entre tú y Jesús que pase siempre la electricidad del amor.
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Noviembre 8, 1923 - Vol 16

    JESÚS EN LUISA DA INICIO A UNA SANTIDAD TODA DIVINA

    Las privaciones de Jesús continúan, a lo más viene como relámpago fugitivo, que mientras parece que quiera hacer luz, se queda uno más a oscuras que antes. Ahora, mientras nadaba en la amargura de su privación, mi dulce Jesús se hacía ver en mi interior todo ocupado en escribir, no con pluma sino con su dedo, que enviando rayos de luz, le servía esa luz como pluma para escribir en el fondo de mi alma; yo le quería decir quién sabe cuántas cosas de mi pobre alma, pero Él, llevándose el dedo a la boca me hacía comprender que me callara, que no quería ser distraído. Entonces, después de que ha terminado me ha dicho:

    “Hija de mi Supremo Querer, estoy escribiendo en tu alma la Ley de mi Voluntad y el bien que Ella lleva. Primero quiero escribirla en tu alma y luego poco a poco te la explicaré.”

    Y Yo: “Mi Jesús, quiero decirte el estado de mi alma, ¡oh! cómo me siento mal, dime, ¿por qué me dejas? ¿Qué debería hacer para no perderte?”

    Y Jesús: “No te aflijas hija mía. Tú debes saber que cuando vine a la tierra, vine a abolir las leyes antiguas, otras a perfeccionarlas, pero a pesar de abolirlas no me exenté de observar aquellas leyes, es más, las observé en el modo más perfecto, como no lo hacían los demás, pero debiendo unir en Mí lo antiguo y lo nuevo, quise observarlas para dar cumplimiento a las leyes antiguas, poniéndoles el sello de la abolición y dar principio a la ley nueva que vine a establecer sobre la tierra, ley de gracia y de amor, en la cual encerraba todos los sacrificios en Mí, debiendo ser Yo el verdadero y el único sacrificado, por eso todos los demás sacrificios no eran más necesarios, porque siendo Yo hombre y Dios, era más que suficiente para satisfacer por todos.

    Ahora querida hija mía, queriendo hacer de ti una imagen más perfecta de Mí y dar principio a una santidad tan noble y divina, cual es el Fiat Voluntas Tua como en el Cielo así en la tierra, quiero concentrar en ti todos los estados de ánimo que han habido hasta ahora en el camino de la santidad, y a medida que los pasas y los sufres, haciéndolo en mi Querer, Yo les doy el cumplimiento, los corono y embelleciéndolos les pongo el sello.

    TODO DEBE TERMINAR EN MI VOLUNTAD, Y DONDE LAS OTRAS SANTIDADES TERMINAN, LA SANTIDAD DE MI QUERER SIENDO NOBLE Y DIVINA, LAS TIENE POR ESCABEL A TODAS Y DA A ELLA SU PRINCIPIO; por eso déjame hacer, hazme repetir mi Vida y lo que hice en la Redención con mucho amor, ahora con más amor quiero repetirlo en ti, PARA DAR PRINCIPIO A QUE MI VOLUNTAD, SUS LEYES, SEAN CONOCIDAS, pero quiero tu querer unido y perdido en el Mío.”
    profile
  • La Santa Misa es el compendio de todo lo bueno que hay en la Iglesia.
    "La Misa de tal sacerdote toma demasiado tiempo, es una Misa de Semana Santa y cuando veo que se acerca al altar escapo de la iglesia".

    Los que así se expresan dan bien a entender que en poco, mejor dicho, que en nada aprecian el adorable sacrificio de la Misa.

    ¿Sabes lo que es en realidad la Santa Misa? Es el sol del mundo cristiano, el alma de la fe, el centro de la Religión católica, hacia el cual convergen todos los ritos, todas las ceremonias y todos los Sacramentos; en una palabra, es el compendio de todo lo bueno, de todo lo bello que hay en la Iglesia de Dios.

    San Leonardo de Porto-Maurizio
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Noviembre 7, 1937 - Vol 35

    TODAS LAS VERDADES ESCRITAS SOBRE LA DIVINA VOLUNTAD FORMARÁN EL DÍA A QUIEN DEBE VIVIR EN ELLA. LA REINA DEL CIELO SUFRE DE AMOR PORQUE QUIERE DOTAR A SUS HIJOS.


    Mi pobre mente me la sentía como llena por las tantas verdades que mi dulce Jesús me ha hecho escribir sobre la Divina Voluntad, y pensaba entre mí: “¿Quién sabe cuando saldrán a la luz estas verdades escritas sobre el Fiat Divino, y cuál será el bien que ellas harán?” Y mi amado Jesús sorprendiéndome con su visita, todo bondad y ternura me ha dicho:

    “Hija mía, también Yo siento la necesidad de amor de hacerte conocer el orden que tendrán estas verdades y el bien que harán. Estas verdades sobre mi Voluntad Divina formarán el día de mi Fiat en medio de las criaturas, y conforme las conozcan, así se irá formando el día. Así que conforme comiencen a conocer las primeras verdades que te he manifestado, siempre y cuando tengan buena voluntad y disposición de hacer de ellas vida propia, así se formará una esplendidísima aurora; estas verdades tendrán también la virtud de disponerlas y de dar luz a tantos ciegos que no la conocen y aman. Entonces, surgida la aurora se sentirán investidos por una paz celestial, se sentirán más reafirmados en el bien, y por tanto ellos mismos suspirarán por conocer otras verdades, las cuales formarán el principio del día de mi Querer Divino, este principio del día aumentará la luz, el amor, todas las cosas se convertirán en bien para ellos, las pasiones perderán la fuerza de hacerlas caer en el pecado; se puede decir que es el primer orden del bien divino que sentirán, este orden les facilitará sus acciones, sentirán una fuerza con la que todo pueden hacer, porque es propiamente esta su virtud primaria que pone en el alma: ‘El transmutar la naturaleza en bien.’ Por eso, sintiendo el gran bien del principio del día de mi Querer, suspirarán que el día se adentre, querrán conocer otras verdades, las cuales formarán el pleno día. En este pleno día sentirán a lo vivo la Vida de mi Voluntad en ellas, su alegría y felicidad, su virtud obrante y creadora, se sentirán en posesión de mi misma Vida, porque soy el portador de mi Voluntad Divina. El pleno día les dará tales ansias de conocer otras verdades, las cuales una vez conocidas formarán el pleno medio día; en este pleno medio día la criatura no se sentirá más sola, entre ella y mi Querer no habrá más separación, lo que hace Él lo hará ella, obrarán juntos, todo por derecho será suyo, el cielo y la tierra y aun el mismo Dios. Mira entonces para qué fin tan noble, divino y precioso servirán estas verdades que te he hecho escribir sobre mi Divina Voluntad, servirán para formar su día, a quién le formará la aurora, a quién el principio del día, a quién el pleno día, y a quién, en último, el pleno medio día. Estas verdades, según se conozcan, formarán las diversas categorías de las almas que vivirán en mi Querer, un conocimiento de más o de menos los hará subir o quedar en las diversas categorías, el conocimiento será la mano para hacerla subir a las categorías superiores, será la misma vida de la plenitud de mi Voluntad en ellas. Por eso puedo decir que con estas verdades he formado el día a quien quiera vivir en mi Querer Divino, día de Cielo, más que día de la misma creación, no de sol y estrellas, porque cada verdad tiene virtud de crear nuestra Vida en la criatura, y ¡oh, cómo sobrepasa a toda la Creación! Por eso, nuestro Amor ha superado todo al manifestar tantas verdades sobre mi Divina Voluntad, y nuestra gloria será plena por parte de las criaturas, porque tendrán nuestra Vida en su poder para glorificarnos y amarnos.

    Respecto al cómo saldrán a la luz, así como he tenido potencia y amor para manifestarlas a quien debía, así tendré potencia y amor para investirlos y transmutarlos en las mismas verdades, porque sintiendo en ellos su vida, sentirán necesidad de sacar a la luz lo que sienten en ellos; por eso no te preocupes, Yo que todo puedo, haré y pensaré en todo.”

    Después de esto estaba siguiendo los actos de la Divina Voluntad, en la cual estaban todas las obras, el amor, las plegarias, los dolores, la vida palpitante, los respiros y todo lo que ha hecho la Reina del Cielo como si los estuviese haciendo ahora mismo; yo los abrazaba, los besaba, los adoraba y los ofrecía para obtener el reino de la Divina Voluntad sobre la tierra, y mi amado Jesús volviendo a hablar ha agregado:

    “Hija mía bendita, quien vive en mi Voluntad puede entrar en todas partes y todo me puede dar: Me puede dar a mi Mamá Celestial como si fuese suya, me puede dar la forma como me amó y todo lo que hizo, puede llegar a duplicar mi Vida y dármela para amarme como si fuese suya. Ahora, tú debes saber que al igual que Yo con manifestarte tantas verdades sobre mi Querer Divino he formado su día para las criaturas, la Soberana del Cielo con su amor, con sus dolores, con sus oraciones y actos que hizo, que como fueron hechos todos en mi Divina Voluntad, llenan Cielo y tierra, forman la dote suficiente para aquellos que deben vivir en Ella; con qué ansia espera y suspira por poder dotar a sus hijos, Ella se ve inmersa en tantas riquezas de Gracia, de amor, de santidad, y no encuentra a sus hijos para dotarlos porque no viven en ese Querer en el que Ella vivió. Mira hija mía cómo en todo lo que hizo y sufrió está escrito: ‘Para mis hijos.’ Por eso, si ama llama a sus hijos para recibir la dote de su amor, para hacerlos conocer como hijos suyos e hijos nuestros y amarlos como la amamos a Ella; si reza quiere dar la dote de su oración; en suma, quiere dotarlos con su santidad, con sus penas y con la misma Vida de su Hijo. Cómo es conmovedor oírla, mirarla que en su materno corazón tiene como dentro de un sagrario a sus hijos, y en todos sus actos y respiros llama a sus hijos y dice a nuestro Ser Supremo: ‘Todo lo que soy y poseo es todo para mis hijos, ¡ah, escúchame, siento rompérseme el corazón por amor, tengan piedad de una Madre que ama y que quiere dotar a sus hijos para volverlos felices. Mi felicidad no está completa, la siento a la mitad porque no tengo a mis hijos para gozar junto conmigo, por eso hacedlo pronto, que el Querer Divino sea conocido a fin de que conozcan también los espasmos de su Madre, que conozcan cómo quiero dotarlos y hacerlos felices y santos.’ ¿Crees tú que quedemos indiferentes ante este espectáculo conmovedor de una Madre que tanto sufre por amor, que con sus ternuras maternas y con los derechos de Madre nos pide y nos suplica? ¡Ah, no! Cuántas veces tras estas sus premuras manifiesto otras sorprendentes verdades sobre mi Fiat, para darle desahogo haciéndola dotar con dote más extensa a sus hijos, porque les será dado según conozcan.

    Por eso también tú entra en mi Querer Divino, y junto con esta Madre Celestial ruega y suplica que nuestra Voluntad sea conocida y reine en todas las criaturas.”
    profile
  • La Eucaristía fuente y cumbre de toda evangelización.
    La Eucaristía es la fuente y, al mismo tiempo, la cumbre de toda evangelización, puesto que su objeto es la comunión de los hombres con Cristo y, en Él, con el Padre y con el Espíritu Santo.

    San Juan Pablo II
    Ecclesia de Eucharistia n.22
    profile
  • Te recomiendo que ames mucho a Jesús, porque cuanto más lo amas, tendrás menos defectos; el amor hará clarividente, te proveerá los actos contrarios a los defectos, hará morir tus pensamientos, tus palabras que pueden desagradar a Jesús.
    profile
  • En los escritos de Luisa se habla mucho de la vida eterna como la vida en el "Fiat" divina y en un pasaje de 12 de abril de 1928, Jesús compara el calvario al "nuevo Edén", donde se produjo el retorno a la humanidad de lo que había perdido con su fuga de la voluntad divina.
    En Edén, el hombre se ha cerrado el cielo, perdió su felicidad, y se ha convertido en un esclavo del enemigo infernal. En el "nuevo Edén", que se volvió a abrir el cielo, recupera la paz, la felicidad perdida, el diablo está encadenado y el hombre es libre de su cautiverio. En el Edén se ha oscurecido el sol y la retirada del 'Fiat Divino' y el hombre siempre fue la noche. Símbolo era el oscurecimiento del sol de la tierra en tres horas agonía de Jesús en la cruz, porque no podían permitirse la agonía de su Creador, porque la voluntad humana, que con tanta perfidia así había reducido su Humanidad , el Sol, horrorizado, se retiró y tan pronto como murió Jesús, ha vuelto a aparecer de nuevo y continuó su curso de la luz. Así que el Sol de la "Fiat Divino" con la muerte de Jesús llamó de nuevo el Sol divino a reinar en medio de las criaturas. Se puede decir que el calvario formó la aurora que llama el eterno sol va a brillar de nuevo en medio de las criaturas. La aurora dice la certeza de que el sol está saliendo. Por lo que el amanecer que Jesús formó en el Calvario asegura, que llamará al Sol de la voluntad divina para reinar de nuevo en medio de las criaturas. En el primer hombre en el Edén ha recibido la sentencia de muerte para el alma y el cuerpo, la segunda se libera de la condenación y se volvió a confirmar la resurrección de la carne con la resurrección de Jesús. Hay muchos vínculos entre el Edén y Calvario y más allá de lo que el hombre ha perdido, aquí se recupera; el reino del dolor de Jesús todo lo que se restaura y se confirmó: el honor, la gloria de la pobre criatura, por medio de castigo y la muerte del Hijo de Dios.
    El hombre al retirarse de la Voluntad de Dios formó el reino de sus males, sus debilidades, pasiones, miserias y el Hijo de Dios cuando vino a la tierra, quería que sufrir tanto, permitió que su humanidad se ha roto, desgarrado con la carne en pedazos, todo lleno de llagas, y también quería morir, para formar, por medio de sus muchos sufrimientos y la muerte, el reino opuesta a muchos males que se habían formado la criatura; un reino que no está formado por un solo acto, pero con muchos, muchos actos y los actos más logrado, más se convierte en un gran y glorioso reino. Así que la muerte de Jesús era necesaria para su amor, su muerte fue para dar el beso de la vida a las criaturas y de sus muchas heridas tenido que dejar salir todas las mercancías, para formar el reino de los bienes criaturas. Así que sus santas llagas son manantiales brotando los activos, y su muerte es la fuente de la que brota la vida para el beneficio de todos.
    Y ya que era la muerte es necesario, se le pidió a su amor resurrección, porque el hombre, haciendo su voluntad, había muerto de su voluntad y Jesús ha resucitado para formar no sólo la resurrección de la carne, pero la resurrección de la voluntad divina vive en ellos. Si Jesús no hubiera resucitado, la criatura no podría subir de nuevo en la "divina" Fiat, se perdería la virtud, el vínculo de la resurrección en el de Jesús y luego su amor se hubiera sentido incompleta, se habría sentido de ser capaz de hacer la ya no lo hace, se quedaría con el duro martirio de un amor no se ha completado.
    profile
  • Venid, pues, los amadores de Dios y acercaos a esta Mesa sagrada.
    ¡Oh manjar divino, por quien los hijos de los hombres se hacen hijos de Dios y por quién vuestra humanidad se mortifica para que Dios en el alma permanezca!

    ¡Oh pan dulcísimo, digno de ser adorado y deseado, que mantienes el alma y no el vientre; confortas el corazón del hombre y no le cargas el cuerpo; alegras el espíritu y no embotas el entendimiento; con cuya virtud muere nuestra sensualidad, y la voluntad propia es degollada, para que tenga lugar la voluntad divina y pueda obrar en nosotros sin impedimento!

    ¡Oh maravillosa bondad que tales gracias quiso hacer a nosotros, miserables hombres! ¡Oh maravilloso poder de Dios, que así puso, debajo de especie de pan, su divinidad y humanidad y partirse él en tantas partes, sin padecer él detrimento en sí!

    ¡Oh maravillosa sabiduría de Dios, que tan conveniente y tan saludable medio halló para nuestra salud! Convenía, sin duda, que por una comida habíamos perdido la vida, por otra la recobrásemos, y que así como el fruto de un árbol nos destruyó a todos, así el fruto de otro árbol precioso nos reparase a todos.

    Venid, pues, los amadores de Dios y acercaos a esta Mesa sagrada.

    San Juan de Ávila
    profile
  • DIOS QUIERE QUE CONOZCAS SU VOLUNTAD PARA HACERTE DON DE ELLA.

    En un principio, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, y lo dotó de una voluntad humana capaz de dejarse guiar y dominar por la voluntad divina. En la medida en que el hombre se deja dominar por la voluntad divina, el hombre se va asemejando más a Dios. Al sustraerse de la Divina Voluntad, el hombre se precipitó a un abismo y perdió el Don más grande, el Don de vivir en la Divina Voluntad. Dios quiere dar este Don nuevamente al hombre para re-establecer el orden y la finalidad para la cual fuimos creados. Por eso Dios escoge a Luisa Piccarreta para impartirle todos los conocimientos del Don para que nosotros lo conozcamos y lo poseamos. Para recibir el Don de vivir en la Divina Voluntad, debemos conocerlo, desearlo y dejarnos dominar por la voluntad de Dios.

    Libro de Cielo, Vol 20, Septiembre 17, 1926

    Jesús mío, invoco tu Santo Querer a fin de que Él mismo venga a escribir sobre el papel las palabras más penetrantes y elocuentes, con los vocablos más aptos para hacerse comprender, de manera de pintar con los colores más bellos, con la luz más refulgente, con las características más atrayentes el reino del Fiat Supremo, en modo de infundir en las palabras que me harás poner en el papel una fuerza magnética y un imán potente que nadie podrá resistir, para hacerse dominar por tu Santísima Voluntad. Y Tú, Mamá mía, verdadera Soberana Reina del Fiat Supremo, no me dejes sola, ven a guiar mi mano, dame la llama de tu corazón materno y mientras escribo tenme bajo tu manto azul a fin de que pueda cumplir todo lo que mi amado Jesús quiera de mí.

    Me sentía toda investida por el Querer Supremo, el cual atrayéndome en su luz inmensa me hacía ver el orden de la Creación, cómo cada cosa estaba en su puesto asignado por su Creador. Mi mente se perdía y quedaba raptada al ver el orden, la armonía, la magnificencia, la belleza de toda la Creación, y mi dulce Jesús que estaba conmigo me ha dicho:

    “Hija mía, a todo lo que salió de nuestras manos creadoras, a cada cosa creada le fue asignado su puesto y su oficio distinto, y todas están en su puesto, alabando con alabanzas incesantes a aquel Fiat Eterno que las domina, las conserva y les da vida nueva. Así que el conservarse siempre bellas, íntegras, nuevas, es por el movimiento del Fiat Supremo dominante en ellas. También al hombre le fue asignado su puesto, su oficio de soberano sobre todas las cosas creadas, con la diferencia que mientras todas las otras cosas creadas por Nosotros quedaban tal y como Dios las había creado, sin cambiarse jamás, ni crecer, ni decrecer, en cambio mi Voluntad dando al hombre la supremacía sobre todas las obras de nuestras manos, y queriendo desahogar con él más en amor, le daba el oficio de crecer continuamente en belleza, en santidad, en sabiduría, en riqueza, hasta elevarlo a la semejanza de su Creador, pero siempre debía hacerse dominar, guiar, para dar campo libre al Fiat Supremo de formar su Vida Divina en él, para poder formar este continuo crecimiento de bienes y de belleza con la felicidad sin fin, porque sin mi Voluntad dominante no puede haber ni crecimiento, ni belleza, ni felicidad, ni orden, ni armonía. Mi Voluntad, siendo Ella origen, dueña, principio de toda la obra de la Creación, donde Ella existe tiene virtud de conservar bella su obra, tal y como la hizo salir, pero donde no existe falta la comunicación de sus humores vitales para conservar la obra salida de nuestras manos. ¿Ves entonces qué gran mal fue para el hombre el sustraerse de nuestra Voluntad? Así que todas las cosas, aun las más pequeñas, tienen su puesto, se puede decir que están en su casa, al seguro, nadie las puede tocar, poseen la abundancia de los bienes, porque ese Querer que corre en ellas posee la fuente de todos los bienes, están todas en el orden, la armonía y la paz de todas. En cambio el hombre con sustraerse de nuestro Querer perdió su puesto, quedó sin nuestra casa, expuesto a los peligros, todos lo pueden tocar para hacerle daño, los mismos elementos son superiores a él porque poseen una Voluntad Suprema, mientras que él posee una voluntad humana degradada que no sabe darle otra cosa que miserias, debilidades y pasiones, y como ha perdido su principio, su puesto, se ha quedado sin orden, desarmonizado con todos y no goza paz ni siquiera en sí mismo. Así que se puede decir que es el único ser errante en toda la Creación, que por derecho nada le toca, porque NOSOTROS TODO DAMOS A QUIEN VIVE EN NUESTRA VOLUNTAD, porque está en nuestra casa, es una de nuestra familia; las relaciones, los vínculos de filiación que posee con el vivir en Ella le dan el derecho a todos nuestros bienes; en cambio quien no vive de la Vida de Ella, ha roto como de un solo golpe todos los vínculos, todas las relaciones, por eso es tenida por Nosotros como cosa que no nos pertenece. ¡Oh! si todos supieran qué significa romper con nuestra Voluntad y en qué abismo se precipitan, todos temblarían de espanto y harían competencia para regresar al reino del Fiat Eterno para volver a tomar su lugar asignado por Dios.

    Ahora hija mía, con querer dar de nuevo mi eterna Bondad este mi reino del Fiat Supremo después de habérmelo rechazado tan ingratamente, ¿NO TE PARECE QUE SEA EL DON MÁS GRANDE QUE YO PUEDA HACER A LAS GENERACIONES HUMANAS?

    PERO PARA DARLO DEBO FORMARLO, CONSTITUIRLO, HACER CONOCER DE MI VOLUNTAD LO QUE HASTA AHORA NO SE CONOCE, Y TALES CONOCIMIENTOS SOBRE DE ELLA, QUE VENZAN A AQUELLOS QUE LOS CONOCERÁN PARA QUE AMEN, APRECIEN Y DESEEN VENIR A VIVIR EN ÉL. LOS CONOCIMIENTOS SERÁN LAS CADENAS, PERO ELLOS MISMOS, VOLUNTARIAMENTE, NO FORZADOS, SE HARÁN ATAR; LOS CONOCIMIENTOS SERÁN LAS ARMAS, LAS FLECHAS CONQUISTADORAS QUE CONQUISTARÁN LOS NUEVOS HIJOS DEL FIAT SUPREMO.

    ¿PERO SABES TÚ QUE COSA POSEEN ESTOS CONOCIMIENTOS? POSEEN LA CUALIDAD DE CAMBIAR LA NATURALEZA EN VIRTUD, EN BIEN, EN VOLUNTAD MÍA, DE MODO QUE LOS POSEERÁN COMO PROPIEDAD PROPIA.”

    Entonces yo al oír esto he dicho: “Amor mío, Jesús, si tanta virtud tienen estos conocimientos sobre tu adorable Voluntad, ¿por qué no los manifestaste a Adán, a fin de que haciéndolos conocer a sus descendientes, hubieran amado, apreciado de más un bien tan grande y habría dispuesto los ánimos para cuando Tú, Divino Reparador, decretaras darnos este gran don del reino del Fiat Supremo?” Y Jesús retomando la palabra ha agregado:

    “Hija mía, Adán, mientras estuvo en el edén terrestre y vivió en el reino del Supremo Querer, conoció todos los conocimientos, por cuanto a criatura es posible, de lo que pertenecía al reino que poseía, pero en cuanto salió de él su inteligencia se oscureció, perdió la luz de su reino y no encontraba las palabras adecuadas para manifestar los conocimientos que había adquirido sobre la Suprema Voluntad, porque faltaba en él el mismo Querer Divino que le proporcionara las palabras necesarias para manifestar a los demás lo que él había conocido; esto por parte suya, y mucho más que cada vez que recordaba su sustracción de mi Voluntad, el sumo bien que había perdido, sentía tal intensidad de dolor de volverlo taciturno, porque estaba sumergido en el dolor de la pérdida de un reino tan grande y por los males irreparables causados por eso, y porque por cuanto Adán pudiese hacer, no le era dado reparar, sino que se necesitaba aquel Dios mismo que había ofendido para poner remedio.

    Ahora, por parte de su Creador no tenía ninguna orden, y por eso no le daba capacidad suficiente para manifestarlo, porque, ¿en qué aprovecharía manifestar un conocimiento cuando no debía darles el bien que contenía? YO SÓLO HAGO CONOCER UN BIEN CUANDO LO QUIERO DAR. Pero a pesar de que Adán no habló difusamente sobre el reino de mi Voluntad, enseñó muchas cosas importantes sobre lo que le pertenecía, tan es verdad, que en los primeros tiempos de la historia del mundo, hasta Noé, las generaciones no tuvieron necesidad de leyes, ni hubo idolatrías (no diversidad de lenguas), sino que todos reconocían un solo Dios (un solo lenguaje), porque tenían un alto concepto de mi Voluntad; en cambio, por cuanto más se alejaron de Ella surgieron las idolatrías y empeoraron en males, y por eso Dios vio la necesidad de dar sus leyes como preservativo a las humanas generaciones.

    Y por esto, quien hace mi Voluntad no tiene necesidad de leyes, porque Ella es vida, es ley y es todo para el hombre. LA IMPORTANCIA DEL REINO DEL FIAT SUPREMO ES GRANDÍSIMA, y Yo lo amo tanto que estoy haciendo más que nueva Creación y Redención, porque en la Creación apenas seis veces fue pronunciado mi Fiat Omnipotente para disponerla y sacarla toda ordenada; en la Redención hablé, pero como no hablé del reino de mi Querer que contiene infinitos conocimientos y bienes inmensos, por lo tanto no tenía una gran cantidad de palabras que decir, porque todo lo que enseñé era de naturaleza limitada y con pocas palabras se hacía conocer.

    En cambio para hacer conocer mi Voluntad se necesita mucho hija mía, su historia es larguísima, encierra una eternidad sin principio y sin fin, por eso por cuanto digo tengo siempre qué decir, y por eso estoy diciendo, ¡oh! cuánto de más, pues siendo más importante que todo, contiene más conocimientos, más luz, más grandeza, más prodigios, por eso son necesarias más palabras. Mucho más, que por cuanto más hago conocer, tanto más ensancho los confines de mi reino para darlo a los hijos que lo poseerán. POR ESO CADA COSA QUE MANIFIESTO DE MI VOLUNTAD ES UNA NUEVA CREACIÓN QUE HAGO EN MI REINO, PARA HACERLA GOZAR Y POSEER POR AQUELLOS QUE TENDRÁN EL BIEN DE CONOCERLO.

    Por esto se requiere de parte tuya gran atención en manifestarlas.”

    + + +
    profile
  • La Santa Misa es el mismo sacrificio de Cristo en la cruz. 3.
    3. El valor de la Santa Misa es en sí mismo rigurosamente infinito. Pero sus efectos, en cuanto dependen de nosotros, no se nos aplican sino en la medida de nuestras disposiciones interiores.

    P. Antonio Royo Marín O.P.
    profile
  • EFECTOS DE UN SUFRAGIO HECHO EN LA DIVINA VOLUNTAD.
    Libro de Cielo, Vol 12, Marzo 14, 1919

    Mientras me encontraba en mi habitual estado, me he encontrado fuera de mí misma y veía a mi confesor difunto; un pensamiento me ha pasado por la mente: “Pregunta si aquello que no has dicho al confesor estás obligada a decirlo, y por tanto a escribirlo, o no.” Yo le he preguntado diciéndole qué cosa era y él me ha dicho:

    “Ciertamente estás obligada.”

    Después ha agregado: “Tú una vez me hiciste un bello sufragio, si supieras el bien que me hiciste, el refrigerio que sentí, los años que desconté.”

    Y yo: “No recuerdo, dime cuál fue y te lo repito.”

    Y él: “Entraste en el Querer Divino y tomaste su Poder, la inmensidad de su Amor, el valor inmenso de las penas del Hijo de Dios y de todas las cualidades divinas, luego viniste y todo lo derramaste sobre mí y conforme tú me lo derramabas, yo recibía el baño del Amor que contiene el Poder Divino, el baño de la Belleza, el baño de la sangre de Jesús y de todas las cualidades divinas; ¿quién te puede decir el bien que me hiciste? Todos eran baños que contenían un poder y una inmensidad divina; repítemelo, repítemelo.”

    Mientras esto decía me he encontrado en mí misma. Ahora, para obedecer y con suma confusión y repugnancia digo lo que había dejado de decir y escribir: Recuerdo que un día mi dulce Jesús, hablándome de su Santísimo Querer y de las penas que la Divinidad hacía sufrir a su santísima Humanidad en su Voluntad, me dijo:

    “Hija mía, como te he escogido por primera para hacer vida en mi Querer, quiero que también tomes parte en las penas que recibía mi Humanidad de mi Divinidad en mi Voluntad. Cada vez que entres en mi Querer encontrarás las penas que me dio la Divinidad, no las que me dieron las criaturas, si bien también queridas por la Voluntad eterna, pero como me las dieron las criaturas eran en modo finito. Por eso te quiero en mi Querer, donde encontrarás penas en modo infinito e innumerables, tendrás clavos sin número, múltiples coronas de espinas, muertes repetidas, penas sin termino, todas similares a las mías, en modo divino e inmensas, que se extenderán en modo infinito a todos, pasados, presentes y futuros, serás la primera que no numeradas veces, como las que participan en las llagas de mi Humanidad, sino tantas veces por cuantas me hizo sufrir mi Divinidad, junto conmigo serás el corderito sacrificado por las manos de mi Padre, para resurgir y ser sacrificada de nuevo; quedarás crucificada conmigo por las manos eternas, para recibir en ti la marca de las penas eternas, inmensas y divinas; nos presentaremos juntos ante el trono del Eterno y en nuestra frente escrito con caracteres imborrables: ‘Queremos muerte para dar vida a nuestros hermanos, queremos penas para librarlos de las penas eternas.’ ¿No estás contenta por ello?”

    Y yo: “Jesús, Jesús, me siento demasiado indigna, creo que es un gran error tuyo el elegirme a mí, pobrecilla, por eso fíjate bien en lo que haces.” Y Jesús interrumpiendo mi hablar ha agregado:

    “¿Por qué temes? Sí, sí, me he fijado por más de treinta y dos años de cama en la que te he tenido, te he expuesto a muchas pruebas y aún a la muerte; he calculado todo y además, si me equivoco sería una equivocación de tu Jesús, que jamás podría hacerte mal, sino un bien inmenso; pero has de saber que tendré el honor, la gloria de la primera alma estigmatizada en mi Querer.”
    profile
  • La Santa Misa es el mismo sacrificio de Cristo en la cruz. 2.
    2. La Santa Misa, como verdadero sacrificio que es, realiza propísimamente las cuatro finalidades del mismo: adoración, reparación, petición y acción de gracias.

    P. Antonio Royo Marín O.P.
    profile
  • Efectos de un Sufragio.

    Vol. 12: 14-03-1919

    Mientras me encontraba en mi habitual estado, me he encontrado fuera de mí misma y veía a mi confesor difunto; un pensamiento me ha pasado por la mente: “Pregunta si aquello que no has dicho al confesor estás obligada a decirlo, y por tanto a escribirlo, o no.” Yo le he preguntado diciéndole qué cosa era y él me ha dicho:

    “Ciertamente estás obligada.”

    Después ha agregado: “Tú una vez me hiciste un bello sufragio, si supieras el bien que me hiciste, el refrigerio que sentí, los años que desconté.”

    Y yo: “No recuerdo, dime cuál fue y te lo repito.”

    Y él: “Entraste en el Querer Divino y tomaste su Poder, la inmensidad de su Amor, el valor inmenso de las penas del Hijo de Dios y de todas las cualidades divinas, luego viniste y todo lo derramaste sobre mí y conforme tú me lo derramabas, yo recibía el baño del Amor que contiene el Poder Divino, el baño de la Belleza, el baño de la sangre de Jesús y de todas las cualidades divinas; ¿quién te puede decir el bien que me hiciste? Todos eran baños que contenían un poder y una inmensidad divina; repítemelo, repítemelo.”
    Por siempre Fiat.
    profile
  • La Santa Misa es el mismo sacrificio de Cristo en la cruz. 1.
    Nociones Dogmáticas:

    1. La Santa Misa es sustancialmente el mismo sacrificio de la cruz, con todo su valor infinito: la misma Víctima, la misma oblación, el mismo Sacerdote principal. No hay entre ellos más que una diferencia accidental: el modo de realizarse (cruento en la cruz, incruento en el altar).

    P. Antonio Royo Marín O.P.
    profile
  • El Sacrificio de Cristo en la Santa Misa es de valor infinito.
    Una sola Misa glorifica más a Dios que lo que le glorifican en el cielo por toda la eternidad todos los ángeles y santos juntos, incluyendo a la Santísima Virgen María, Madre de Dios. La razón es que la Virgen y los Santos son criaturas limitadas, en cambio la Misa, como es el Sacrificio de Cristo-Dios, es de valor infinito.

    P. Jorge Loring S.I.
    profile
  • Giro en DV con el Sol y la Tierra.

    Esta meditación y giro en DV examina los tiempos que vivimos para luego hacer un giro en el sol y la tierra. Esperamos que este ejemplo te sirva para aprender a girar en los eventos que te presenta la vida y así te preparas para los eventos venideros.

    Libro de Cielo, Vol 26, Mayo 12, 1929

    "Así que conforme tú giras en el sol para repetir junto con mi Voluntad lo que hice al crear al sol, nos haces la narración de la historia de su luz, y el Ente Supremo al oír repetir por ti toda la historia del sol, lo que encierra, el bien que hace, siente darse toda la gloria de su luz, y como la luz brilla sobre todas las cosas, inviste todo, llena el aire, así oye tu eco cercano y lejano, en lo bajo y en la altura de los cielos, y susurrando a nuestro oído nos haces la narración de la luz, y nos glorifica tanto, que nos das un sol de gloria; oh, cómo quedamos felicitados por parte de la criatura por haber creado un astro tan benéfico para toda la tierra."
    profile
  • La Santa Misa es el acto más grande, más sublime y más santo.
    En la Misa se hace presente la redención del mundo. Por eso la Misa es el acto más grande, más sublime y más santo que se celebra cada día en la Tierra.

    Con cada Misa que oigas aumentas tus grados de gloria en el cielo.

    P. Jorge Loring S.I.
    profile
  • UN DIA COMO HOY, HACE 100 AÑOS:
    Libro de Cielo, Vol 11, Octubre 30, 1916

    ADVERTENCIAS DE CASTIGOS, ESPECIALMENTE PARA ITALIA.

    Estaba lamentándome con mi siempre amable Jesús de que en estos días pasados apenas por unos instantes venía, es más, en cuanto yo advertía su sombra Él huía. Y el bendito Jesús me ha dicho:

    “Hija mía, qué pronto olvidas la causa por la que en estos días no vengo tanto y huyo de ti, no es más que para que los castigos aprieten. Las cosas empeorarán siempre más. ¡Ah, el hombre ha llegado a tal perversidad que para rendirlo no basta con tocarle la piel, sino que parece que me quiere hacer llegar a pulverizarlo! Por eso una nación invadirá a la otra y se herirán; la sangre correrá en los países como agua, es más, en ciertas naciones se harán enemigos de ellos mismos y se destruirán, se matarán, harán cosas de locos. ¡Ah, cuánto me duele el hombre! Yo lo lloro.”

    Ante el decir de Jesús he roto en llanto y le rogaba para que preservara a la pobre Italia, pero Jesús me respondió:

    “Italia, Italia, ¡ah, si tú supieras cuánto de mal está preparando!

    ¡Cuántas conjuras contra mi Iglesia! No le basta con la sangre que está derramando en batalla, sino que está sedienta de más sangre, y quiere la sangre de mis hijos, la sangre de los sacerdotes, se quiere manchar de tales delitos en tal forma que se atraerá la venganza del Cielo y de las demás naciones.”

    Yo quedé aterrorizada y temiendo mucho, pero espero que el Señor se aplaque.
    profile
  • San José de Cottolengo recomendaba la Santa Misa diaria para todos..., para maestras, enfermeras, trabajadores, doctores, padres..., y a los que objetaban no tener tiempo les decía: "¡Mal manejo del tiempo! ¡Mala economía del tiempo!" Y decía la verdad. Si tan sólo apreciáramos el valor infinito de la Santa Misa, estaríamos muy deseosos de asistir y trataríamos por todos los medios de encontrar los tiempos necesarios.
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Octubre 28, 1915 - Vol 11

    LA VIDA DE JESÚS ES SEMILLA.

    Esta mañana, mi siempre amable Jesús al venir me ha dicho:

    “Hija mía, mi Vida sobre la tierra no fue otra cosa que semilla sembrada, donde mis hijos cosecharán siempre que se estén en el terreno donde he sembrado esta semilla, y según su actitud de cosechar, mi semilla reproducirá su fruto. Ahora, esta semilla son mis obras, palabras, pensamientos, también mis respiros, etc.; entonces si el alma las cosecha todas, haciéndolas suyas, se enriquecerá de tal manera que podrá comprar el reino de los Cielos, pero si no, esta semilla le servirá de condena.”
    profile
  • FIAT : PERTENECEMOS AL GRAN REY DEL FIAT SUPREMO

    Libro de Cielo, Vol 29, Oct. 26, 1931
    Jesús a la S.D. Luisa Piccarreta

    “Hija mía, la vida, la santidad, consiste en dos actos: Dios en dar su Voluntad, y la criatura en recibirla, y después que ha formado la vida en sí de aquel acto de Voluntad Divina que ha recibido, darlo de nuevo como acto de su voluntad, para recibirla de nuevo; dar y recibir, recibir y dar, en esto está todo.

    Dios no podría dar de más que su acto continuo de su Voluntad a la criatura; la criatura no podría dar de más a Dios, por cuanto a criatura es posible, que su Voluntad Divina recibida en ella como formación de Vida Divina.

    En este modo, dar y recibir, recibir y dar, mi Fiat Divino toma el dominio y ahí forma su reino, y todo el interior de la criatura forma como el pueblo del reino de la Divina Voluntad:

    La inteligencia, pueblo fiel que se gloría de ser dirigida por el Soberano Comandante del Fiat Divino, y la multitud de los pensamientos que se estrechan en torno y ambicionan conocer siempre más y amar al gran Rey que se sienta como en un trono en el centro de la inteligencia de la criatura; los deseos, los afectos, los latidos que salen del corazón, aumentan el número al pueblo de mi reino, y ¡oh! cómo se juntan alrededor de su trono, están todos atentos para recibir las órdenes divinas, y poner aún la vida para seguirlas; qué pueblo obediente, ordenado, es el pueblo del reino de mi Fiat, no hay discusiones, no divergencias, sino toda esta multitud de pueblo del interior de esta afortunada criatura quieren una sola cosa, y como ejército aguerrido se ponen en la fortaleza del reino de mi Querer Divino.

    Entonces, cuando el interior de la criatura se convierte todo en pueblo mío, sale fuera del interior y aumenta el pueblo de las palabras, el pueblo de las obras, de los pasos, se puede decir que cada acto que forma este pueblo celestial, contiene la palabra de orden escrita con caracteres de oro: ‘Voluntad de Dios.’

    Y cuando esta multitud de pueblo se mueven para ejercitar cada uno su oficio, ponen enfrente la bandera con el emblema Fiat, seguido de las palabras escritas de viva luz:

    ‘Pertenecemos al gran Rey del Fiat Supremo.’

    Ve entonces, cada criatura que se hace dominar por mi Querer forma un pueblo para el reino de Dios”.
    profile